30 de marzo de 2012

Hoy viernes: Gente contra gente (30/03/2012)

Miré si se había parado el sol o le habían puesto silbato, pero los sindicalistas en escaleras, con la historia en una mano y la silicona en la otra, sólo llegaban a la altura de los carteles. Podría parecer que la huelga es el silencio y la quietud, pero una huelga tiene mucho trabajo y ruido. Hubo mucha gente que puso los despertadores más temprano que ningún día, que corrió y se juntó en cuadrilla para echar frenos y colocar candados en las cosas, para empujar camiones, para acobardar a los kiosqueros, para ir apagando luces. Hubo horario de batallón y trabajo de carcelero, y es lo que llamaron huelga. La huelga era un gran martillo que sonaba doblando algo y aplastando voces.

No voy a entrar en los motivos o en las verdades de esta huelga general, que las habrá para algunos como pasa siempre y en todo. Creo que es lo que menos importa. Es como pararse a pensar si Alá o Cristo son verdad cuando los usan para ser crueles y malvados en su nombre. La realidad ética siempre está antes que la posible o discutible realidad ideológica o de creencia. Los hechos (los hechos humanos), antes que las razones (de las ideas o los sistemas de ideas). Lo que define a los fanatismos no es que sus ideas sean más o menos falsas o locas, sino que no dudan en usar la violencia, la fuerza, la coacción, la crueldad, ni en despreciar derechos y libertades, todo en nombre de la verdad, la necesidad o la justicia de sus postulados. Ahí está el fanático, con bomba, con libro, con palabra o con hierro. El fanático siempre tendrá una lucha justa y una razón de peso. Incluso pueden ser verdaderamente justas y de peso.

Esta huelga ha sido muchas huelgas: la del que decidió no ir a trabajar, la del que fue a impedir con todas sus fuerzas que los que decidieron trabajar trabajaran, la del que coaccionó para que se trabajara, la del que trabajó o no trabajó pero por miedo a unos o a otros. Cada uno de estos escenarios me produce respeto, pavor o asco, según. Pero he visto llamar a ocupar calles y cocheras y mercados, he visto una lucha santificada y una violencia gustosa, he visto plástico ardiendo, he visto odio e intimidación, he visto la libertad pintarrajeada, ultrajada o despreciada con grandes gritos de satisfacción. Sí, he visto fanatismo. Si se trataba de hacer una guerra, al menos tengamos claro que ha sido una guerra. Y en la guerra no ganan la verdad ni la razón. El país se puede parar como una gran rueda con un clavo, pero eso sólo significa que alguien puso un clavo. Ni que fueran más, ni mejores, ni más justos. Había gente diciéndote lo que podías o tenías que hacer, amenazándote si hacías o no hacías. Eran el ruido y el miedo, eran los cerrojos y la rabia. Era gente contra la libertad de la gente. Y yo nunca me pondré del lado de quien ha decidido que la libertad ya no importa. Eran fanáticos con motivos o simplemente intereses. Pero eran fanáticos.

27 de marzo de 2012

Zapping Electoral: El muerto vivo (27/03/2012)


Blues de Arenas. Javier Arenas en ese balcón, como alguien que se agarra a una bandera para no caer al vacío... Perder ganando, acabar empezando... El PP se ha estrellado contra el gigante, contra la historia y el prejuicio, contra los iconos de Andalucía y también contra el sillón de barbero de Rajoy. Apenas se conocieron los resultados, ya se pedía en Twitter la cabeza de Arenas, como si fuera un entrenador del Betis. “El fracaso se apellida Arenas”, escribía Natalia Pastor. Sin embargo, aunque sigo pensando que se equivocó al no acudir a los debates, no creo que haya hecho una mala campaña en sí. Quizá, sólo una campaña para otro lugar que no fuera Andalucía: sin sentimentalidad, visceralidad ni gritos; tranquila, racional. Demasiado. Aquí, tierra de los corazones sangrantes y del espectáculo del sentimiento, parece que eso no funciona. Pero no sé si la alternativa hubiera sido peor. ¿Qué iba a hacer? ¿Ponerse rancio, llamar a la Cruzada, volver a lo de “las personas normales”? Tampoco considero un error su insistencia en la corrupción, que desde el PSOE se ha llamado con cinismo “guerra sucia”. Eso no era cuestión de estrategia, sino de ineludible deber moral. No, no pienso que haya sido culpa de Arenas. Al PP le pudieron los fantasmas de su sombra y la gran máquina de la costumbre, ayudados por las decisiones impopulares del Gobierno de Rajoy, al que aquí han visto como un funerario tomando medidas. Para el PP fue una noche cruel, como de encontrar muertos a hijos recién nacidos. Mintieron los adivinos, se escaparon los caballos y algo aquí volvió a tomar su forma conocida y antigua. Nunca estuvieron tan cerca y nunca eso fue tan inútil. Si no han conseguido gobernar ahora, resulta difícil pensar cuándo podrían hacerlo. Arenas tiene para cantar un largo y quejumbroso blues. Su último blues, seguramente. Andalucía, al fin y al cabo, ama la tragedia.

El casco ateniense. Griñán, el triste, el sombrío, el que vino de prestado, el que no gustaba ni a los suyos, se ha convertido de repente en el socialista más poderoso, en Astérix con cuatro años de pócima. En su primera comparecencia como perdedor ganador se diría que aparecía todavía con los cables de la UVI en el pecho. Se ha salvado después de que los agoreros lo metieran en el nicho y los gusanos probaran su piel. El muerto estaba vivo. Sin embargo, parece que algo ganó por él, un viejo ejército, un abuelo fusilero, un dragón que acudió a última hora. Su gran acierto fue retrasar las elecciones, dejar que la derecha fuera saliendo del armario y que el tijerón, el miedo y los monstruos de la historia terminaran de convencer a la gente de que más vale lo malo conocido. Porque la campaña del PSOE ha sido infantil y yo diría que ridícula. “¿Pero qué pasa en Andalucía?”, le preguntaban a Rafa Porras en Twitter desde Valencia. “Pues lo mismo que en Valencia, pero con otros”, contestaba él. Ahora, condenados a pactar con IU, me pregunto si vestirán de galo a Sánchez Gordillo o qué. Griñán aún tendrá que lidiar con esa izquierda del yunque y con lo que venga todavía de los ERE. Veremos cómo lo maneja. Mi esperanza es que no duela mucho la confrontación y que el pacto PSOE-IU no nos lleve a la quiebra. Y que Griñán, coronado ya por las urnas, trasladado de repente desde su velatorio hasta la cumbre del PSOE, pueda acordarse de aquél de su primer discurso, cuando hizo hasta conversos. Sí, que sea capaz de regenerar el PSOE andaluz, cambiar sus modos, deshacerse de sus suciedades y oscuridades, abandonar lo que queda de ñoñería zapaterista y zafiedad felipista, y gobernar con ese casco ateniense que le vimos una sola vez. Pero quizá es mucho pedir.

La llave. El descontento dobló los escaños de IU, le dio la llave de la gobernabilidad y ahora es cuando Valderas deberá sacar lo que firmó ante notario. ¿Pedirán la nacionalización de la banca? ¿Veremos a Sánchez Gordillo de consejero de Agricultura? Valderas ha declarado que “no busca sillones”, sino hacer política, pero no sé si eso da todavía más miedo. Espero que le exijan al PSOE transparencia y honradez, pero, sobre todo, espero que sus antigüedades ideológicas no nos lleven a la alpargata y la ruina.


Sin sitio. Al final, los pequeños se quedaron fuera. UPyD parecía forastero. Su discurso, nacional y quizá demasiado frío y avanzado para nuestras febriles sentimentalidades, no ha encontrado sitio. Por su parte, el PA parece que ha terminado de morir entre sus flores verdes. Con cierta maldad, Fernando Santiago tuiteaba que “debería convertirse en asociación cultural”. Yo aún confío en que puedan renovarse y volver. Pero tendrán que tirar sus pósteres de juventud. Así es como se empieza a dejar de ser adolescente.

26 de marzo de 2012

Zapping Electoral: El día en que sólo cambió la hora (26/03/2012)


00:00h. Ya es 25-M y en Canal Sur están poniendo Se llama copla. ¿Queremos volver a ser lo que fuimos? No de esa manera, pienso. La jornada de reflexión apagó a los candidatos y los informativos de Canal Sur enseñaron urnas vacías, sacos y grapas, más alguna información curiosa sobre la huelga general: “El mundo de la cultura y la universidad ha dado su apoyo a los sindicatos”. “El mundo”... Repaso el Twitter del día. Felipe Alcaraz satura mi timeline con una especie de incansable poesía obrerista de yunque y morral. Manuel Recio, o el chiquillo de 12 años que lo suplanta, propone como canción del “finde” una de Katy Perry, una guapita de moda. Alguien tuitea que “el responsable de comunicación online del PSOE de Andalucía cuenta su campaña en un emotivo post” y estoy por darle las gracias por el humor que ha aportado. Cuando llego a medianoche en el timeline, el PA empieza a tuitear compulsivamente. Pide “el voto a favor de Andalucía” (¿qué significa eso?) y anima a “meter la bandera de Andalucía en las urnas”. IU recuerda a sus interventores que no se duerman por el cambio de hora. La historia no duerme.


09:00h. Se han abierto los colegios electorales y Canal Sur repite Se llama copla. Durante la publicidad, Roberto Sánchez Benítez nos invita a que sigamos luego su “recorrido por el desarrollo sostenible en los pueblos de Andalucía”. Los del Río nos leen un artículo de la Constitución de 1812 y gritan “viva La Pepa” como “hey, Macarena”. No sé si esta Andalucía que veo aún es la de antes de una revolución o la que nunca cambiará. Los avances informativos nos cuentan la consabida “normalidad” de la jornada electoral con sus anécdotas de despistados y dormidos. Mar Moreno nos dice que las mesas cuentan con PDA (modernos hasta el final). Votan los candidatos, pero el resultado no está esta vez pintado en sus caras como en 2008, aunque Arenas sonríe y Griñán parece taciturno (él es así). La copla dura hasta casi la una y media y, luego, Toros para todos. “Agárranse los machos”, dice Enrique Romero. Le sigue Tierra y mar con más sostenibilidades y margaritismos ideológicos. Pienso si en todo esto hay algo de despedida, de última resistencia o de burla. En Twitter, la gente hace porras sobre el resultado de las elecciones.


14:30h. En el informativo, votos de jubilados y candidatos, despliegue aeronaval de reporteros contando lo mismo. Primer avance de participación: 29'3%, 10 puntos menos que en 2008. En Twitter se echa la culpa al cambio de hora, a la Fórmula 1 y a los pregones de Semana Santa. El día empieza a hacerse largo pero la democracia no parece tener prisa. Luego, Tecnópolis, con su “desarrollo sostenible y calidad de vida en Andalucía”. Todo un símbolo de un época que puede acabar o que puede eternizarse. El principal trending topic del día es #Yollorécon. Profético, en todo caso.


18:00h. Sólo ha votado un 47'21% del censo. En Twitter, la gente quiere adivinar los resultados a partir de la participación. Un juego como cualquier otro. También empiezan a aparecer las “israelitas”, esas encuestas hechas para comérselas después. Las hay con suspense y sin suspense. Hay mucha actividad de tuiteros de IU, silencio del PSOE y PP.


20:00h. El sondeo de Canal Sur el da al PP entre 52 y 55 escaños. Un rato antes, en Twitter, algunos avisaban de que lo iban a “maquillar”. Gira la ruleta, igual que en la mesa de debate del especial informativo, pero Sanz ya sale a declarar que el PP ha ganado las elecciones. ¿Les servirá de algo?

21:30h. La realidad se va comiendo todos los sondeos, israelitas o no, y los castillos en el aire. En Twitter, los seguidores del PP empiezan a decir “uyuyuy” porque lo de que “el voto rural” se computa antes ya no vale. El PP va adelantando al PSOE muy lentamente pero están lejos de la mayoría absoluta. La “amarga victoria” se siente ya. Se mantienen en 50 escaños y la gaviota no volará esta noche. Un colega me comenta que “en Canal Sur están de fiesta tras las cámaras”.

22:00h. Mar Moreno confirma los datos. El cambio de época o de planeta, el día histórico, se ha quedado muy lejos para el PP. Arenas sale al balcón con cara de pensar en tirarse. Hace el discurso que puede, pero parece que lo acabaran de despedir. Griñán creo que no termina de creérselo. Así fue el día en el que sólo cambió la hora.

25 de marzo de 2012

Zapping Electoral: Reflexiones sobre el Diablo (25/03/2012)


Espantos y vudús. Ayer estuve todo el día reflexionando mientras recordaba los últimos mítines, que en la televisión parecían ovnis apagándose, y los últimos sustos, consignas y empellones. El PSOE puso en el escenario final algo así como un museo de viejas locomotoras y Rubalcaba, González y Griñán, ahogados en el esfuerzo ferroviario de mantenerse en movimiento, apenas lograban sacar por la boca una vaharada de miedos y agravios, espantos y vudús, como exorcistas febriles. El Apocalipsis que va a traer la derecha, eso ha sido su campaña. Infantil y sucilla, pero sobre todo terrorífica. La derecha que va a poner en peligro la “democracia” o la “libertad y la felicidad” de las mujeres, que va a desmantelar los colegios, que va a entregar los hospitales para que vendan gatos chinos, que va a despeñar a los viejitos en sus sillas de ruedas, que va a obligar a los pobres a ir en alpargatas, que nos va dejar sin derechos y en pelota. Sí, es un PP tan malvado que se diría que su intención es que no lo voten nunca más. Creo que el PSOE ve a los andaluces un poco como campesinos de Transilvania aún acojonados por Drácula. Mirando la realidad, los números, los parados, la corrupción, y sobre todo estos 30 años en los que Andalucía no ha abandonado su agujero, la verdad es que tenían pocas alternativas. Es difícil hacerlo peor que este PSOE, salvo, claro, si nos dicen que aún puede venir el mismo Diablo a segar Andalucía. Viene el Diablo y aquí tenemos una industria aeronáutica primorosa. Pónganse un ristra de ajo al cuello y una venda en los ojos y vótennos otra vez. Eso ha sido su campaña. La única, quizá, que era posible.

Tabla de multiplicar. El PP me ha saboteado esta columna. Desde el primer día, en que Arenas salió a dar su discurso solo, hablando bajito y con fondo como de pizarra, igual que un profesor de latín, supe que me iba a resultar difícil pillarle humoradas o tonterías, que lo máximo que podría decir es que aburría un poco como recitar las tablas de multiplicar. Y eso es lo que ha hecho Arenas, recitar sus tablas de multiplicar o la conjugación de su programa, sin lugar para gracietas ni resbalones rancios. Ni siquiera algo como lo de “las personas normales” que dijo en 2008. Sólo la polémica de su no-debate, alguna cosa quizá demasiado facilona como lo de eliminar coches y móviles oficiales, y alguna foto ridícula de panadero de Barrio Sésamo. Poco más. Hasta los tuits del PP y su gente parecían sacados de un prospecto. Entre contable y franciscano, creo que Arenas ha querido desmarcarse de la guerra total planteada desde el otro lado. A mí me ha fastidiado este zapping, pero creo que ha sido una buena estrategia.


Izquierda de manual. IU tiene una ideología rocosa e inamovible y ha hecho en esta campaña de izquierda de manual. Son antiguos pero coherentes. Aún hablan del “voto de clase”, como dijo el otro día Valderas; del Capital con sus mayúsculas de oro sucio y de los bancos y los explotadores con trituradora de currantes. Aún imaginan una derecha tan del XIX como ellos y al PSOE le han dado caña con una mano mientras con la otra esperaban el anillo de boda. Sobra decir que votar a PSOE o IU en esta tesitura es lo mismo, porque en caso de pacto ni IU hará koljoses ni el PSOE colgará la ropa cortijera. IU ha hecho su papel y sólo queda saber si les caerán migajas o mirarán otros cuatro años más desde el purgatorio de su novecentismo con bieldo.


¿Decisivos? ¿Y los pequeños, los que sueñan con entrar en el Parlamento a hacer de llave o a llevar una lanza, como dicen en teatro? El PA ha vuelto al sentimentalismo y al rock andaluz (terminaron su campaña con Triana), mientras UPyD sigue resultando raro aquí, precisamente porque carece de discurso sentimental. Son muy diferentes pero juegan a lo mismo, a ser marginales pero decisivos. ¿Lo serán o se diluirán?


Cosas que pasan. Antes del cierre de campaña, a las 23:56, vimos en Canal Sur un anuncio de la Junta: “La educación, comienzo de todo”. Cosas que pasan. Twitter pareció pararse ayer pero la noche del viernes hirvió. Se comentó que en el mitin final del PSOE falló el sonido y la gente cantó el himno de Andalucía. “Ellos no podrían cantarlo porque no se lo saben”, tuitearon que dijo Rubalcaba. Andalucía es suya. También brillaron otras perlas del PSOE como que “nosotros metemos la pata y ellos la mano”. O estas maravillas: “Lo que se dirime el domingo es si las personas que buscan empleo estarán solas o acompañadas”, o “la derecha no habría construido universidades, escuelas, institutos”. Y nada mejor para rematar que algo de Susana Díaz: “¡Andaluces, levantaos, levantaos por el futuro!”. Eso quisiéramos, levantarnos. Pero no nos dejan.

24 de marzo de 2012

Zapping Electoral: Astérix o Clouseau (24/03/2012)


Teoría de Astérix. Esa fuerza en los bigotes, ese aldeanismo glorioso, ese chovinismo tan genuinamente francés... Pero también, en el fondo, algo de culpa y autocrítica. De pequeño me divertía mucho Astérix (me sigue divirtiendo), con esos mamporros a los romanos, tan idiotas siempre, pero no me daba cuenta de esa componente de reivindicación o quizá contrición histórica. Sí, porque en la Francia de la Resistencia también fue posible Vichy, y porque también los franceses fueron invasores y colonizadores. Creo que Astérix no es simplemente la Galia irreductible contra la Roma invasora. Creo que hay mucho de Francia contra la propia Francia. El PSOE ha hecho un anuncio de dibujitos parodiando lo de Astérix, en el que la Andalucía socialista es la aldea gala rodeada por el imperio de las gaviotas, y los romanos malos y tontos son el PP, por supuesto. Va bien para el concepto infantil que tienen de la política, pero olvidan esa componente de autocrítica. Astérix es una metáfora de la libertad acosada y de la rebeldía contra el enemigo teóricamente insuperable, pero también una advertencia sobre el peligro de la propia prepotencia y del poder que ciega, acobarda, envilece y atonta, como les ocurre a los romanos, como les ocurrió muchas veces en la historia a los propios franceses. De lo que no se da cuenta el PSOE es de que, aquí, los romanos de Astérix son ellos. Me resulta difícil ver a Griñán como Astérix, aunque una vez lo comparé con Panorámix. Si hay que ponerse francés y gracioso, yo lo veo más como el inspector Clouseau.

Arrepentido. En Los desayunos de TVE, Griñán volvió a sacar sus parques tecnológicos y sus aviones, sus pastillitas y sus mantitas para el pueblo, pero además se quitó de encima los ERE diciendo que eso era “de otra legislatura” y encima quiso perdonarse todo con esta frase: “Nos arrepentimos de no haber detectado antes lo que estaba pasando”. Al fin y al cabo, esa partida de los ERE era “legal”, dijo. Lo que no parece tan “legal” es la manera en la que se propició que el dinero se repartiera arbitrariamente y sin control según los intereses del partido (¿“la sistemática que había”, “la dinámica que se había heredado”, según las nuevas grabaciones?). Griñán se enroca y resiste. Pero yo lo vi como aguantando en la espalda, sin fuerzas, el menhir de Obélix.


La marmita. A cuenta de los galos, hemos encontrado alguna cosa simpática en Twitter: “¿Griñán en la marmita de los #EREs? ¡Por Tutatis!”, escribe alguien. Otra tuitera dice: “Felipe González y Rubalcaba cierran la campaña de Griñán. Jurassic Park o la aldea de los galos de Astérix y Obélix. Rancio, rancio”. Lo que yo me pregunto es cómo se repartirán entre ellos los papeles de dinosaurios y de rebeldes hartos de sopa.

Regateo. Tenía que ser en un mercadillo. Allí, aprovechando el último día de campaña, pudimos ver cómo Griñán negociaba en directo el voto. Un vendedor ambulante le recordaba que las normas de la UE le iban a dejar sin puestecillo y Griñán le prometió “20 años más” de bragas a euro. Trato hecho. El voto por la promesa. Como siempre, el mismo regateo, el mismo negocio redondo.


Felicidad de la mujeres. Otra joyita, muy retuiteada, sobre los riesgos del PP, en boca de Elena Valenciano. “Dice @elenavalenciano a las mujeres andaluzas que si gana el PP 'corre peligro su felicidad' ¿Se puede ser más patética?”, escribía Natalia Pastor. Se puede, desde luego.


Desdoblamiento Invercaria. Me comenta nuestra compañera Carmen Torres, sufrida viajera en el ERE Force One de Griñán, que, lamentablemente, Micaela Navarro no escribe sus tuits. Justo la estaba viendo ella en un mitin mientras su twitter seguía metralleando. Me lo imaginaba. Es un negro o un loro. Pero me queda una duda. Sus tuits, ¿son sus pensamientos pero no sus palabras?, ¿son sus palabras pero no sus pensamientos? Desdoblamiento a lo Invercaria. Estilo Laura Gómiz.


Frenesí. Sprint final de tuits del PSOE-A, popurrí de consignas y sustos: “@PepeGrinan defiende sanidad de vanguardia, pública y gratuita. Arenas el COPAGO y la salud sólo para ricos”. ¿Pero cuándo ha dicho eso Arenas? Bueno, qué más da. El caso es que “elegimos entre el carácter entusiasta, cercano y dialogante de @PepeGrinan o la soberbia y el cinismo de Arenas”. Y éste ya es para mondarse: “@PepeGrinan apuesta por una Andalucía de vanguardia y Arenas nos lleva a la retaguardia, al vagón de cola”. ¿Pero no es ahí donde estamos? Frenesí final del humor.

Zapping Electoral: La democracia del Rey Sol (23/03/2012)


Barbaridad o Evangelio. Chaves es más que un político. Es un símbolo, una alegoría, el ninot entero que resume toda esta época de Andalucía. Aquí ha sido mayoral y rey y padrecito y don y demiurgo. Por eso sus palabras no deben tomarse como simples exabruptos, sino como muestra de la desahogada sinceridad con la que expone su manera de entender el gobierno, la cosa pública, la democracia toda. Son versículos de su creencia. Como cuando, en las pasadas elecciones autonómicas, en el debate contra Arenas, dijo que “si yo hubiera incumplido mis promesas, no me votarían los andaluces”. O sea, que ganar elecciones puede convertir la mentira en verdad, y al revés. Chaves puede lo que, según Santo Tomás, no puede ni Dios: hacer que una contradicción lógica no lo sea. Pero él lo ve natural. Es su manera de entender la política. Se lo permite su “democracia”. “El poder que yo tengo es el que me han dado los ciudadanos democráticamente”, dijo entonces también. Y eso significa para él impunidad para hacer lo que le dé la gana. Los votos incluso anulan la corrupción. Por eso, al ganar las elecciones, llamó al fotógrafo de El Mundo para que tomara la instantánea de él con su hermanísimo Leonardo Chaves. Eso es lo que él considera “democracia”. O, por ejemplo, ordenar a la policía “una faena de aliño” para tapar a su hijo. Como sabrán ya, en Málaga, Chaves dijo que “la democracia [o la calidad democrática] peligra si gana el PP el 25-M”. Sería un escándalo, una barbaridad, quizá si viniera de otro. Pero cuando lo dice él, sólo vemos su conocido Evangelio: La democracia es propiedad del Partido Socialista, como lo es Andalucía, y el PP es un partido usurpador al que hay, no ya que vencer, sino que expulsar del terreno de la política, porque ni siquiera forma parte de la democracia. Sí, la democracia son ellos. Aunque después la usen como la usan. Lamentablemente, no ha sido un chascarrillo de los de Guerra, otro chiste de un chino ni un calentón de boca. Es la frase tranquila, desapasionada, convencida, que revela todo un modelo pervertido de entender la democracia. Éste es el socialismo totalitario que han ido haciendo, ahítos de poder y engreimiento. Es lo único que podía decir de la democracia el que fue Rey Sol de Andalucía.


República bananera. Las declaraciones de Chaves han hecho estallar la Red. Pongo aquí algunos tuits: “Chaves dice que peligra la calidad de la democracia si gana el PP. ¿No serán sus chanchullos?”. “Oleee por nuestros políticos”. “Lo q peligra es q Vd. siga viviendo del cuento y de los parados andaluces”. “Chaves se atreve a decir que el PP desmantelará el estado del bienestar. ¿El de sus hijos Iván y Paula?”. “[Esto] muestra qué entienden los socialistas por democracia”. “Peligra la de la república bananera de su casa, se te acaban los tejemanejes”. “Traducción: si gana el PP vamos a tener que dejar de vivir del cuento”. Y así. Habrá que agradecerle a Chaves haber dejado tan claro lo que no es la democracia, a ver si por fin aprendemos de verdad lo que significa.

Griñán como Guerra. Griñán no hace bien de Alfonso Guerra. No tiene su tesitura, su registro, su histrionismo, su condescendencia con el público bocadillero. Pero, estando la cosa como está, probó a hacer el payasete y soltó un chistecito que pareció uno de Paco Gandía sobre Lola Flores: “Arenas ya estaba en política cuando el mar muerto estaba enfermo”. Anda, habló el jovenzuelo. Por cierto, yo ya lo había leído en #arenasyaestaba. Ahora van de chistes escolares, se meterán con el gordito o con el cabezón de la clase como los abusones del recreo y todavía creerán que están haciendo política. Se han empeñado en una campaña bajuna, mocosilla, infantilona, sucia, en la que van del miedo al insulto pasando por la pena, la ridiculez y el tirachinas. Creo que ya no saben por dónde tirar. No saben qué gracieta, qué chuminada, qué caramelito, qué espanto, qué hombre del saco les podría dar un voto más, así que andan arrojando a ciegas igual piedras que matasuegras. Si quieren un buen chiste, les dejo éste que ha corrido mucho por Twitter: “Dicen que al autobús de campaña de Griñán lo llaman el ERE Force One”.


Chiste del día. Varios cachondos incluyeron esto en el hashtag #chistedeldia: “Griñán dice que ha creado más empleo que toda Europa”. Se citaba como fuente libertaddigital.com y lo repetían varios tuiteros con carcajadas de longitud variable o comentarios como “pues que sigan, que sigan”. Estos tuits del PSOE-A no estaban en #chistedeldia, pero no hubieran desentonado: “@ElenaValenciano concluye subrayando que el PSOE-A solo le ha dado cosas buenas a Andalucía”, “@PepeGrinan: Me preocupa que se mezcle lo institucional con lo partidario”. Vaya día de risa floja.

Hoy viernes: Balada de la izquierda (13/03/2012)

Los duendes que andan por mi casa, mordiendo papeles y perdiendo bolígrafos, me han dejado abierto en una silla un ejemplar de El País de principios de campaña. En la página llama la atención una foto de Arenas y Rajoy en un mitin. Los han congelado a los dos caminando y saludando de tal forma que parece que lo hagan al modo romano. Como fascistas de Fellini. Ya saben, ninguna información es neutral ni inocente. En el faldón, hay un artículo de Concha Caballero en el que se pregunta cómo es la derecha andaluza, de la que dice que “apenas sabemos nada”. He pensado enseguida que a la que sí conocemos muy bien es a la izquierda, al menos esta supuesta izquierda de aquí.

Hace mucho que me siento ideológicamente huérfano. Uno tenía su izquierda de padre jornalero, su república como una maestra de la que uno se enamora de chico, y luego había una derecha que nosotros conocíamos por cuentos de guardias civiles, por habladurías de tenderos que iban con pistola en la temprana transición, por chavales del instituto a los que se les decía fachas, con banderita y pollo en los relojes y en el vespino. Yo era chiquillo cuando España también era chiquilla en democracia. Después he sentido que crecíamos los dos un poco a la vez. Con 19 años, voté a Felipe, cuando era Felipe. Ya declinaba pero recuerdo que las amas de casa aún lo votaban como a Julio Iglesias. La derecha iba modernizándose pero todavía tenía muchos tics de los de espada y crucifijo. Fui descartando a IU por antigua, por hablar de un mundo imposible, y luego fui bandeando entre partidos según las decepciones o el asco. Le di mi voto a Zapatero las dos veces y al final me arrepentí. He votado cosas raras, un partido en una urna y otro diferente o contrario en la de al lado. He tenido épocas de nihilismo político. Y, viendo que ningún partido me conquistaba para siempre, creo que ya sólo pienso en quién podría arreglar las cosas mejor. Mi izquierda no está, pero algo habrá que hacer.

¿Cómo es, pues, esta supuesta izquierda que nos ha gobernado aquí? Una izquierda de nombre, de pose, de himno, de retrato, pero que nos ha paralizado, que ha creado estructuras caciquiles y hasta mafiosas de poder, que se ha apropiado de Andalucía y hasta de la misma democracia, que se ha corrompido, que se ha dormido y nos ha dormido, que nos trata como a niños, que nos ha traicionado. Cómo nos habrán dejado que la campaña del PSOE se basa casi exclusivamente en la paternal ayuda a desvalidos, pobres, enfermos, parados, desamparados, asumiendo que ése es el núcleo de Andalucía. Después de 30 años, nos dejan una región que aún se resume en la miseria, la precariedad y la necesidad. Es triste e insultante. ¿Izquierdas, derechas? Ya sólo pienso en quién nos sacará del pozo, en quién le devolverá la honradez a la política y el respeto al andaluz. Y no sé quién será, pero este PSOE, seguro que no.

23 de marzo de 2012

Zapping Electoral: Primavera de farlopa (22/03/2012)


Verdes o colorados. Ha llegado la primavera de colores y Griñán va con florecillas en el pelo rodando por el prado andaluz, en plan Sonrisas y lágrimas (nunca mejor dicho). En los colores, la perfumería del alma y las nubes que parecen ovejitas anda la campaña socialista. Griñán se diría que anuncia detergente de banderas y en dos encuentros o mítines sucesivos utilizó la misma acuarela: “Que en vez de poner a Andalucía de azul, sigamos manteniendo el verde y blanco, el verde y blanco de nuestra dignidad, el verde y blanco de lo que es Andalucía, de lo que ha sido Andalucía y de la esperanza, el verde de la esperanza”, salió diciendo en Canal Sur. El PP debe de ser el payaso descolorido de Micolor, por lo visto. No va a dejar ni nuestros verdes y blancos. Arenas viene como un agujero negro del que no va a salir viva ni la luz. No conocía yo este argumento sentimental-cromático en política, salvo en el mentolado y aceitunero Partido Andalucista. Pues aún insistió Griñán luego en otro acto: “A toda costa quieren que ese azul que cubre toda España cubra también Andalucía, pero aquí mantenemos la blanca y verde, mantenemos el honor de Andalucía”. Ya ven la tontería. Más les valdría mantener el honor de Andalucía en cómo usan el dinero público, y no en cómo se pintan la cara. Más colorados que verdes deberían estar en el PSOE por esto. La verdad, con tanto arco iris, Griñán no parece un político serio. Es como si diera mítines el Curro de la Expo, con su penacho como una brocha. Yo me acordé también de la canción de Makinavaja: “Pa'l que no se acuerde, la Esperanza es esa puta que va vestida de verde”.


15 gramos. Corrió la coca por Twitter como en un afterhours. En los hashtags #fondodereptiles, #ERE o #EREs, los comentarios levantaban polvillo blanco igual que si fueran estornudos. Los tuiteros hacían cuentas de cómo Guerrero y su chófer se podían pulir un millón de eurazos en farlopa, 25.000 euros al mes, y más o menos se llegó a la conclusión de que salían a unos 15 gramos diarios. Amparo Rubiales, como otros muchos, no se lo creía: “Eso es posible?”, escribía. Cuánta ingenuidad. No saben cómo funcionan los horteras de güisquería. Nada les gusta más que dar barra libre de rayas a las titis y coleguis con los que van de roneo y parranda. Una ayuda pública por sus huevos, un gintonic, una rayita, una pilingui, y a seguir con las risas.


No sólo coca. También se ha comentado mucho en la red lo de los 40.000 euros de la comida del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales. A ver, es normal: no sólo de coca vive el arrimado...


Obligados. “Nos llega la denuncia de trabajadores obligados a ir a mítines del PSOE”, dice un tuit del PP-A citando a @antoniosanz. Nuestra compañera Berta González de la Vega apunta un caso concreto: empleados de una contrata de comedores escolares de la Junta. Claro. ¿Es que acaso no saben quién les paga? A ver si vamos a tener que explicar ahora quién es el jefe aquí. Y luego hablan de derechos laborales...

Dependencia consolidada. En Almería, Griñán volvió a usar a los ancianos. Verle arrodillado ante una señora en silla de ruedas que le contaba sus dolores, con todas las cámaras enfocando, me pareció obsceno, repulsivo. Por cierto, que se aclaren con lo de la “dependencia”. En un tuit, Griñán corrige que “la Ley no se llama de dependencia, se llama de autonomía personal”, y en otro dice, al estilo Micaela Navarro, que “lo importante es consolidar la dependencia”. Yo creo que, después de 30 años, la tienen más que consolidada.


Prioridades. Tuit del PSOE-A: “@PepeGrinan: 'En mi gobierno tenemos muy claras las prioridades presupuestarias: educación, sanidad y servicios sociales' ”. La verdad, no nos habíamos enterado.


González 2.0. EL PSOE-A anuncia orgulloso en Twitter que la campaña la cerrarán Griñán y Felipe González. González es su último cuchillo, quizá porque el otro día apareció repartiendo leña entre bonsáis un poco como Rambo en la jungla. A lo mejor es lo que llaman “acto 2.0”, concepto que yo no conocía hasta que vi este tuit: “Acto 2.0 en Jun, @PepeGrinan pondrá en marcha el modelo de campaña que @BarackObama utilizará”. ¿Será que Obama sacará momias en su campaña? Me pregunto si este González 2.0, versión actualizada y mejorada, vendrá en disquete, en cinta perforada o funcionará a manivela.

22 de marzo de 2012

Zapping Electoral: Un primor Bio (21/03/2012)


El viejo torero. Griñán pena por sus entrevistas y a veces parece un torero revolcado buscando el burladero. En Antena 3, en Espejo público, era como si le hubiera atacado una artrosis política más allá del agotamiento físico o la derrota. Insiste en los recortes, la reforma laboral, el copago, los ERE que ellos denunciaron, pero ya lo hace como con un temblor o un tic, mientras quizá sólo espera volver a casa y descansar. Echándole la culpa del paro a “la especulación del ladrillo”, queriendo buscar en las encuestas “la traslación del voto indeciso al voto en urna” y volviendo a sacar “los parques tecnológicos” y “el sector aeronáutico”, daba un poco de pena, como una vieja gloria en la miseria que, abrazada a sus gatos y a su gramófono, te enseña fotos y sombreros. A Carlos Herrera le habló de escribir libros (ya está pensando en el retiro en un invernadero) y a Susanna Griso le admitió que los ERE le van a pasar factura. Creo que le van a pasar factura muchas más cosas. A la gente no le gusta que contra su hambre le saquen avioncitos, ni 30.000 investigadores cocinando células y haciendo piscinas para el sol. A Herrera le dijo que “nuestro sector agroalimentario es tecnológicamente y biotecnológicamente un primor”. Pocos primores hay en esta Andalucía. El viejo torero aún intenta recomponer la figura, pero creo que ya no tiene fuerzas ni argumentos de dónde tirar. Y me parece que lo sabe.

Rock andaluz. Voy a tener que comerme lo que escribí el otro día sobre el PA y Pilar González. Quizá me pudo cierto sentimentalismo o simpatía por la historia del andalucismo y por el valor de esta mujer que quiere devolverlo a la dignidad. Pero en la entrevista de Canal Sur, de nuevo se vistió de verde bandera y habló de autonomismo en peligro y de identidad como si cantara algo de Jarcha. Lo que dice sigue pareciendo a ratos razonable y ratos muy antiguo, con una antigüedad venerable pero demodé, como de rock andaluz. Creo que no han evolucionado tanto como yo pensé, o quise pensar. Tenía corazoncitos y manos de plástico prendidos en el jersey verde y volvió a transmitirme tanta ternura como decepción.

Amor legionario. También Mario Jiménez pasó por la entrevista de Canal Sur. Lo maquillaron como a Drácula (quizá venía de una mala noche) y sus tópicos parecían envueltos en neblina y en susto como nunca. Soltó todo el argumentario que ya conocemos y dejó esta perla sobre la trama de los ERE: “No está en cuestión la gestión del dinero público”. Anda que no. Se lució igualmente Jiménez en un mitin en Isla Cristina el otro día: “Vamos a hacerlo de nuevo (...) porque tenemos más experiencia que nadie, porque conocemos y queremos a Andalucía más que nadie, carajo”. Así, poniendo el carajo encima del atril, con el amor por Andalucía como un amor legionario. Debe de estar ya en esa etapa de la borrachera política en la que se mezcla la exaltación de la amistad viril con los cantos regionales. Pero yo le diría que a quien se quiere no se le maltrata, ni se le roba. Con amores como éste, quién necesita odios...


Discurso o mitin. Mucho ha castigado la gente del PSOE en las redes sociales el discurso de Rajoy en Cádiz, más pepero que nunca. Fue un poco chirriante, pero vamos, como si el PSOE no hubiera soltado nunca aquí homilías de partido en actos institucionales. “No me he tragado discursos institucionales en el Parlamento que eran mítines del PSOE...”, tuiteaba Paco Robles. Sí, no hay más que coger cualquier cosita de Mar Moreno o Fuensanta Coves. O cualquier 28-F. Y eso no es cada 200 años.


Personas y minerales. Otro hallazgo de Micaela Navarro, tuiteado por el PSOE de Jaén: “@Micaela_Navarro manifiesta que las personas y las familias 'forman parte prioritaria del proyecto socialista' ”. Admirable y novedoso que el PSOE ponga a las personas por delante de los animales, los vegetales y los minerales.


Como todos. La condena a Jaume Matas ha sido acogida aquí por el PSOE como un empate de algo, ya ven. Por ejemplo, Manuel Recio, o el chiquillo de 12 años que lo suplanta, tuiteaba: “Conoces el Rap de la Corrupción del PP. Es el modelo de Arenas” y enlazaba con una parodia de El hormiguero. El “y tú más” consuela mucho. Yo me quedo con el lúcido tuit de nuestro compañero Javier Caraballo: “Otro corrupto del que su partido nunca sospechó, otro condenado al que el PP nunca denunció. Como todos.”


Extraordinaria. Mar Moreno, en las noticias de Canal Sur, decía tras el Consejo de Gobierno que ésta había sido “una legislatura extraordinaria”. Anda. ¿Le aplaudimos?

21 de marzo de 2012

Zapping Electoral: Todos liberales (20/03/2012)


Viva La Pepa. Aquí tenemos pocos mitos de la libertad, así que los cuidamos mucho y los adornamos más. Ayer fue una mañana tranquila en la campaña porque todo el mundo estaba en Cádiz haciéndose tirabuzones con las bombas que tiran los fanfarrones. La Pepa es ahora la novia de todos, que se han hecho liberales como para un corrida goyesca. De La Pepa yo diría fue la constitución más liberal posible en aquel tiempo y aquella España de tedeums y guerrilleros con podadera contra los franceses y el afrancesamiento. Pero, la verdad, tampoco era tan liberal. Como recordaba Felipe Alcaraz en Twitter, contemplaba el sufragio universal pero masculino e indirecto (con tres niveles si mal no recuerdo). Las gaditanas podían hacerse tirabuzones, pero nada más. Muchos han tuiteado también el famoso artículo 12: “La religión de la Nación española es y será perpetuamente la católica, apostólica, romana, única verdadera. La Nación la protege por leyes sabias y justas y prohibe el ejercicio de cualquiera otra”. También apuntaba Felipe Alcaraz que La Pepa consideraba que el rey lo era aún “por la gracia de Dios”. De todo esto me acordé yo cuando vi en Canal Sur a los Reyes entrando en el Oratorio de San Felipe Neri con dos obispazos detrás. Hay cosas que nunca cambian. Pero no estropeemos la fiesta. Todos somos muy liberales, lo es el Rey tanto como Rajoy (que dejó caer una 'oportuna' mención a “las reformas” y al “cambio”), lo es Griñán tanto como Arenas, y viva La Pepa con todos sus farolillos, que al menos nos dejó una mañana sin mítines coñazo.


El show de Micaela II. No cesa Micaela Navarro en su empeño por divertirnos. La actividad del PSOE en Twitter es frenética, no sé si presos del nerviosismo o la desesperación, pero me sigue sorprendiendo la cantidad de humoradas que metrallean en Internet. Desbocadas e insistentes, las perlas de Micaela Navarro se dividen entre las de la risa y las del miedo (algunas entran en las dos categorías a la vez). Para reír, este tuit es insuperable: “much@s andaluces q salieron hace años están volviendo a #Andalucia x la calidad de vida de esta tierra” (!!). Sí, claro, los que llegan de Alemania o Cataluña ya con la pensión. A buscar trabajo, seguro que no vienen. Los tuits del miedo nos suenan mucho: “La dependencia (sic), la sanidad o la educación corren serio peligro”, o “quiero q los derechos por los q lucharon mi padre y mi madre puedan disfrutarlos mis hijas”, y así. Siguen con la matraca de que el PP nos va a quitar nuestros derechos, como si no estuvieran asegurados por la Constitución y en vez de Arenas fuera a llegar Fernando VII con los Cien Mil Hijos de San Luis.


Estilo Micaela. Frase de Rubalcaba, al estilo Micaela. “No queremos acabar con la dependencia”. Sigamos dependiendo, pues. Del PSOE, se entiende.


Cantera. Tuit del PSOE-A con palabras de Griñán: “30 años después de esa época de plomo, podemos presumir de tener la mejor cantera y la más original cultura de España”. ¿Dónde decía eso? ¿En Se llama copla?


ERE con uyuyuy. @3decadasPSOE, usuario de Twitter que al parecer lleva la cadena Metropolitan Andalucía, está enlazando a unos vídeos un poco grasientos en los que cuentan la trama de los ERE por capítulos, pero con un estilo entre Aquí hay tomate y Cuarto milenio: tonillo de “uyuyuy”, cebos siniestros y música de clavar el cuchillo. Además de quedar desasosegante y fantasmagórico, ese estilo le quita toda la seriedad periodística al tratamiento de ese gran mangazo. Es como si al final el culpable de todo fuera a resultar Coto Matamoros o el Chupacabras.


Caos. El otro día, Canal Sur, en sus resúmenes de campaña, cambió el orden de los partidos y el PP apareció después de IU. Un fallo técnico, seguro. ¿Pero le dará otro toque la Junta Electoral? Por cierto, ese día incluyeron al PA, pero no a UPyD. Ayer, sin embargo, se resarcían un poco entrevistando a Martín de la Herrán. Mientras, PA y UPyD intentan hacerse fuertes en Twitter, pero los hashtags #25MUPyD y #PAtwitear, pensados para el debate, terminan siendo un batiburrillo caótico y difícil de seguir. Eso del diálogo “horizontal”, que decía Griñán, no termina de resultar práctico. Mucha gente jaleando y consignas del manual no constituyen conversación.


Entre bonsáis. Nos referíamos ayer a la vieja escuela socialista y se nos aparece en La Sexta, de la mano del pinchante Jordi Évole, nada menos que Felipe González ajustando cuentas entre bonsáis. ¿Hablar ahora de Felipe González? Sí, hombre, y de Naranjito...


19 de marzo de 2012

Zapping Electoral: Viva la dependencia (19/03/2012)


La vieja escuela. Los echábamos de menos, pero no tanto. Me refiero a los de la vieja escuela, los de la rosa de piedra, los socialistas de paletó, los que se consideran arquitectos de la modernidad de Andalucía y de España (y lo fueron, hasta que la democracia se hizo más moderna que ellos y no se dieron cuenta). Pero, de repente, en un par de días, se aparecen todos: nos encontramos con Chaves en Trebujena acompañando a Luis Pizarro (verlos juntos fue como ver desenrollar un pergamino), con Escuredo (algo gagá) y hasta con Alfonso Guerra. El estilo no cambia con el tiempo: mala baba, demagogia y esa especie de novecentismo andaluz, tradicional pero bastante grimoso, del viejo socialismo. El ambiente electoral les convierte en fieros animales de campaña y es cuando incluso el intelectual desaparece para dejar paso al como concejalillo que llevan dentro. Eso ocurre con Alfonso Guerra, cuya inteligencia y cultura es imposible de cuadrar con su manía de hablar a los andaluces con chascarrillos y tonterías. A menos que nos considere tontos, claro. El otro día, en Sevilla, dijo esto: “[Los de la derecha] van siempre a votar: ponen al de la barba, ponen a una cabra, ponen a una escoba, y allí que van ellos”. Sí, así es la vieja escuela. De la que forman parte aún, asómbrense, los líderes y candidatos socialistas tanto nacional como andaluz. Los echábamos de menos, porque todavía sirven para enseñarnos lo que fue y sigue siendo el PSOE. Pero no tanto, porque también significan la contumaz renuncia del PSOE a evolucionar. Estancamiento, vejez, corrupción y fracaso: ésa será su tumba.


El show de Micaela. Dicen que será la sucesora de Griñán, pase lo que pase, pero de momento es una mina en Twitter. Ayer ya dejábamos una muestra, pero hay más joyas: “En el futuro competiremos por nuestro conocimiento y no porque (sic) tengas un trabajo precario y mal pagado” (??). O esto (las mayúsculas son suyas): “DA LA CARA POR TODO EL QUE SUFRE, lucha día y noche x la defensa d la DEPENDENCIA”. La “defensa de la dependencia”, defender que tengamos que depender tristemente de otros... Ya sé que ella querría referirse a la ley o a las medidas en favor de las personas dependientes, pero esa manera de expresarse, como la del primer tuit que hemos puesto, dice mucho sobre esa flojera de mollera asumida por el lenguaje progre, y que revela la poca densidad que hay por allí dentro. “Me has emocionado mucho @PepeGrinan esta noche. Gracias Presidente!”, tuiteaba también. Parecía que se lo decía a Hugo Chávez. Es la Andalucía bolivariana. Pero para sentimental, este tuit del PSOE de Jaén, del que tengo dudas sobre si es un mensaje dirigido a ella o una cita (yo creo que es una cita), y que decía así: “@micaela_navarro No solo nos jugamos quien (sic) gobierna en Andalucía sino también mantener vivos los sueños por los k lucharon nuestros abuelos”. Sueños, lucha y abuelos quedan juntos de los más tierno y de lo más maqui. Ah, los sueños de Andalucía... ¿Dónde quedaron realmente? Traicionados, me parece a mí. Pero los sueños son otra mercancía y Micaela Navarro me parece una traficante de lagrimitas de almohada. Y además, sin contradicción, una prometedora humorista.


El aplausómetro. Tremendo varapalo al PSOE en las encuestas de ayer, sobre todo la de El País, yo diría que cocinada para movilizar al electorado socialista, pero en fin, aquí casi todos cuecen y adornan. Ya la noche del sábado, las redes sociales daban datos y pésames, justo cuando, poco antes, Griñán había proclamado que la calle le susurraba triunfos desde los balcones. Me parece que a Griñán no le va bien su aplausómetro.


Lo suyo. Griñán se reunió con “profesionales de la salud”, curiosamente coincidentes con él en todo (cualquiera diría que tiene los hospitales llenos de comisarios políticos). También con “gente de la cultura”, en el Teatro Quintero. Estaban Salvador Távora, Manolo Sanlúcar o (qué raro) Juanjo Téllez. ¿Son como 'los de la ceja' en andaluz? Todos parecían muy preocupados por lo suyo. Por la sanidad o la cultura, quiero decir.


Contar parados. Otro resumen, entre tontón y obnubilado, que hace @PepeGrinan de su Andalucía: “Andalucía es una tierra amable, con una sanidad de calidad, una tierra con buenas escuelas y con igualdad de oportunidades”. Para ponerlo en la Wikipedia, vamos. Y otra genialidad del Presidente (retuiteada, por cierto, por Micaela Navarro): “Yo no cuento parados como hacía Rajoy y todo el PP. Yo apuesto por el empleo”. Ya se nota que no los cuenta ni le importan. Además, si empezara a contar parados, no acababa. Es de risa. Si es verdad que Micaela Navarro sucede a Griñán, lo seguro es que el festival del humor no cesará.

18 de marzo de 2012

Zapping Electoral: El paro vivencial (18/03/2012)


Nada del mundo. El primer anuncio del PSOE andaluz sonaba un poco a Bertold Brecht. Bueno, al Bertold Brecht apócrifo, porque aquello de “primero se llevaron a los comunistas...”, que se le atribuía, por lo visto es de un pastor protestante llamado Martin Niemöller. Algo de ese poema de Brecht, que no era ni poema ni de Brecht, veía yo en ese anuncio, con lo de 'te dirán esto y lo otro tú lo creerás' y su tremebundo remate: “Hasta que un día te darás cuenta de que ya no queda nada del mundo en el que creías". Daba un miedo como de invasión de panzers. El otro anuncio, sin embargo, suena más a uno de turrón. Hay una familia feliz y una tierna abuela que deja su herencia en forma de voto al PSOE: “A ti te dejo un buen trabajo donde te reconozcan (!!)” llega a decir la mujer, no sé si chocheando. Claro que mirando la verdadera herencia de 30 años de este viejo PSOE andaluz, la cosa no parece un regalito: 1.250.000 desempleados (31%), 50% de paro juvenil, 30% de pobreza, 33% de fracaso escolar, 6% de analfabetismo, un PIB per cápita un 20% inferior a la media de la UE, y para qué seguir... A ver si va a ser mejor que no quede nada del mundo en el que ellos han creído...


Exclusivas. Griñán estuvo entregando los premios “Clara Campoamor”, que otorga el PSOE. Es curioso, porque ella nunca fue militante del PSOE (quizá porque no estaba de acuerdo con la postura colaboracionista del partido en la dictadura de Primo de Rivera). Además de lo que me indigna que un partido se apropie del legado, el coraje y los ideales de un personaje de esta altura, resulta irritante la manera en la que el PSOE y la izquierda en general siguen comportándose como si la mujer y la igualdad fueran competencia exclusiva suya. Lo que sí es suyo es el empeño en infantilizar, trivializar y gremializar la lucha por esta igualdad. En Jaén, Griñán también echó mano de la dependencia, otro de sus estandartes a pesar de todos los que aquí siguen esperando esas ayudas o ya se murieron sin que llegaran. Yo no sé si llamar a eso una “milonga”, como dijo Cospedal, pero un poco de tomadura de pelo sí que es.


Gilipollas y vivencias. Laura Berja Vega, secretaria ejecutiva regional de las Juventudes Socialistas, retuiteaba esta perla de Micaela Navarro: “Arenas no cree que las personas tengan derecho a tener derechos”. ¿Habrá considerado el derecho al derecho a tener derechos? En fin, esto ya salía en un diálogo de La vida de Brian. Ay, estos romanos, qué malos son. Pero, como decían también en la película, no desarrollemos más el tema. Muy retuiteado ha sido el exabrupto de Rafael Escuredo: “Los del PP son tan gilipollas que van sobrados”. Vamos a echar en falta la 'elegancia' de Alfonso Guerra. También ha estado muy presente en las redes sociales eso de que “si los parados andaluces se ponen en cola, la fila llegaría desde Huelva a Almería”. “Progresismo de 30 años”, apostillaba al respecto Esperanza Oña. Yo diría que lo peor es que en esa cola ni siquiera reparten algo al final. Concha Caballero tuiteaba parte de un artículo suyo en El País: según ella, lo que quiere el PP no es otra cosa que “cambiar los valores igualitarios y vivenciales de Andalucía sobre los que se ha asentado nuestra mejor historia”. Será que el paro y la pobreza son ahora valores vivenciales. Mejor no los cambiemos. Al fin y al cabo, representan lo mejor de nuestra historia. O lo único de nuestra historia.


Doy fe. Es la campaña de los notarios. Los usa Arenas, los reclamó Valderas en el debatillo con Griñán, y ahora el candidato de IU se compromete también ante notario a cumplir su programa. Pero, ¿sólo si gana, o también si pacta con el PSOE? Lo primero es una chorrada, pero lo segundo sería interesante verlo.


Consejero de 12 años. Cuando vi el Twitter de Manuel Recio por primera vez, pensé que, entre consigna y consigna del partido, lo suplantaba un chiquillo de doce años. Le mandaba a Arenas alusiones gallináceas con vídeos o dibujitos, llamaba “Pinocho” Guindos al ministro, y otras gracietas impropias de un señor consejero. Ayer retuiteó una foto de El padrino acompañada de este texto: “Se ha filtrado esta imagen del Gobierno hablando de planes de empleo”. Estoy esperando algo con Bob Esponja.


Amigos. “La Junta Electoral considera que @RTVA (Canal Sur) 'vulnera el derecho al pluralismo político' al no incluir a @UPyD” e “insta a acordar medidas compensatorias”, tuiteaba el partido de Rosa Díez. Una vez más. Creo que la Junta Electoral y la RTVA deberían hacerse amigos en Facebook ya.

17 de marzo de 2012

Zapping Electoral: Hay quienes tienen cortijos (17/03/2012)


Compromiso sagrado. Al auditorio preparado en Granada para Griñán le querían dar pretensiones académicas, pero le pusieron un decorado de autoescuela o de agencia de viajes: flechas y carteles de la autopista socialista: “Empleo de calidad”, “bienestar”, “progreso” y así. El tema era la educación, que ya saben que la primera persona de la Trinidad del PSOE, junto con la sanidad y los servicios sociales (asuntos que sólo el PSOE atiende y maneja, como es sabido). “La educación es un compromiso sagrado”, dijo el candidato socialista, mientras, con esa cartelería detrás, parecía alguien que hacía autostop. Completamente de acuerdo en eso. La lástima es que, para ser un compromiso tan sagrado, en Andalucía vemos a la educación pública floja, gamberrilla y fracasada. Es lo que pasa cuando ellos lo enfocan todo en poner comisarios políticos, comprar cacharritos y hacer que los profesores ante la pizarra parezcan médicos con radiografías, en vez de dignificar el saber, el esfuerzo y el respeto, que no necesita tantos enchufes ni burócratas. También recalcó Griñán que ellos no llevan 30 años en el poder, sino “30 años ganando elecciones”. Es lo mismo, hombre. Y encima, esta invocación a la legitimidad democrática es todo un agravio, porque en su caso la confianza de las urnas la han utilizado para ejercer el poder con la arbitrariedad, la voracidad y la mano floja que conocemos. Chaves usaba mucho esa falacia, la de que ganar elecciones les autorizaba a hacer lo que quisieran y como quisieran, saltándose la decencia, la ética y hasta la ley. Volví a mirar los carteles y flechas a su espalda y pensé que Griñán nos estaba vendiendo patatas rancias al borde de una carretera.


Tanta gente. En El Ejido, Almería, donde, según tuiteaba Juan Manuel Marqués , “el PP no es que barra, es que no deja nada”, estuvo Arenas. Dijo que el PP era “el partido de las PYME, de los autónomos, de los mayores, de las amas de casa...”. Podría haber seguido con toda las categorías de las Páginas Amarillas. Se quiere hacer universal pero resulta cursi y demagógico. Creo que sería más importante dejar de ser el partido de algunos rancios que todavía les quedan, antes que montar a tanta gente en la gaviota.


Debatillos. Sin figuras, los debatillos que siguen en Canal Sur entre el PSOE e IU ya cansan y aburren. Parecen un ping-pong a cámara lenta. Lo peor es que sabemos que en estas elecciones no va a haber diferencia entre votar al PSOE o a IU, por mucho que escenifiquen mordisquitos en los tobillos. Ni echando a rodar matojos por el plató, como en las películas del oeste, la cosa ganaría interés y tensión.


Tuits cínicos. El twitter del PSOE-A entrecomillaba a Griñán así: “Hay quienes tienen cortijos, le herencia que dejamos a nuestros hijos son derechos sociales”. Anda, el PSOE hablando de cortijos, cuando ellos han hecho de Andalucía el suyo. Y de herencias, cuando Chaves le dejó la Junta a Griñán como se deja una hacienda a un hijo. Siguiendo con el humor negro y con el cortijo, @RTVA se hacía eco de estas declaraciones de Pablo Carraso: “Sin libertad de expresión, Canal Sur no tendría sentido”. Ante esto, mi libertad de expresión se queda sin palabras.


Vista. Tuit esperanzado o alucinado de Griñán: “Hay una encuesta que nunca falla: la que vives en las calles, la que te llega día a día: Esa (sic) nos dice que vamos a ganar”. Nuestro compañero Javier Rubio se preguntaba si eso es “simple optimismo o percepciones extrasensoriales”. Lo decíamos ayer: Griñán tiene una vista...


Cita. Susana Díaz, ayer, en Canal Sur: “Hicimos una reordenación para salvar el empleo público”. Es la definición de enchufe más rebuscada que he visto nunca. También se mostró molesta porque la jueza Alaya no respete la agenda del PSOE ni la campaña. Vamos, hasta para entrullarlos quiere el PSOE que les pidan permiso y cita.


Lapsus. Mucho se ha comentado en las redes sociales la supuesta falta de ortografía en una foto del Tuenti del PSOE. Yo no la vi en su tiempo, pero he encontrado una captura de pantalla de esta gloriosa manifestación del “compromiso sagrado” del PSOE con la educación: “Elije (sic) el camino hacia tus derechos”, ponía. Tampoco es que se pueda fiar uno mucho de lo que encuentra por Internet, pero varios medios la han publicado como auténtica. De todas formas, un lapsus lo tiene cualquiera. Sólo metieron una jota en vez de una ge. Peor sería, qué sé yo, meter a una suegra en un ERE sin tener nada que ver, o a una empresa amiga en el pósit de una ayuda por la cara.

Hoy viernes: El zoco (16/03/2012)

Quiero desconectar de la campaña, que es como un circo ruso que se ha metido en mi casa, pero es difícil. La política lo llena todo, pero no en el modo en que lo harían las ideas o las palabras, que quizá es el modo en que se llenaría una habitación de música o de tabaco. No, la política lo llena todo de una manera sólida, tonelera, portuaria, con gran pesantez de trastos, operarios y acarreamientos. Los partidos como transatlánticos en la calle, como grandes pirámides rodantes, y unos habitantes de la política entre jefes, profesionales, arrimados, vasallos, creyentes, trompetistas, seguidores y opinantes que están en todos lados, que llenan los periódicos, que braman en la televisión o la radio, que te asaltan en Internet, que te meten el codo en la acera, que te raptan en el autobús, que te estrujan como estruja una ciudad entera en esa hora en que uno odia ser tocado, esa hora en la que la ciudad es un desagüe que arrastra todo. A lo mejor también estoy yo ahí, en ese peso sobre los hombros de la gente ahora, no sé. Uno sólo quiere mirar y contar, pero quizá acaba siendo parte de la misma máquina moledora, convertido en otro rodillo y otro diente.

La política debería enfrentar ideas, pero enfrenta artefactos. La política debería ser honda, pero es sólo voluminosa. Hace chocar trenes, levanta montañas con el puño, infla un dirigible, te explica la mentira con mil bombas detrás como metrónomos. Hay demagogia y miedo en esta campaña. Cada uno dice que el otro nos dejará pelados, los que no hicieron nada aseguran que lo harán ahora, los que quieren hacer lo quieren hacer todo antes del desayuno, los cabreados sólo tienen la ideología del cabreo, los ideólogos se venden junto a las chucherías y todos se preguntan dónde sentarán el culo después si les queda culo. Y Andalucía, peleada, subastada, blasfemada, dividida, no sé si piensan en ella como en una madre o como en una puta. Ya ni siquiera sé lo que queda de Andalucía, tomada como aquella casa de Cortázar. Andalucía, de la que reclaman la propiedad o el alma los que la han condenado o destruido, de la que se enamoran ahora otros que la maltrataron cuando eran otros. Quiero desconectar de la campaña, que está por la calle como un zoo en estampida, que está en mi cabeza como el ruido de una gran lavadora. Pero es imposible. Miro fuera y veo panaderos y ciclistas y madres que no sé si hoy tendrán más miedo o más esperanza. Me imagino que los persigue a todos la política como una máquina con aspas, como me persigue a mí. Y sin embargo es la política lo único que tenemos para sacarnos de esta ruina y de este cementerio de pájaros en los árboles. Habrá que buscar alguna verdad entre el cieno, habrá que encontrar alguna canción en el ruido, habrá que hacer algo, aun esperando que pase de largo esta cabalgata, este zoco.

Zapping de Campaña: Einstein, mérito del PSOE (16/03/2012)


30 años horizontales. No suelen ser divertidos los twitter de partidos y políticos ahora en campaña (salvo los de Manuel Recio o Leire Pajín). Están entre la agenda y el catecismo, el autobús y las consignas en ráfagas, pero es que los socialistas, con @PepeGrinan a la cabeza, tienen una habilidad inaudita para hacer que lo que escriben en serio sólo pueda leerse con una sonrisa. Por ejemplo, este tuit del presidente, en plan chamán de Internet: “La RED nos ha hecho horizontales. Ya no informamos, ahora comunicamos y conversamos”. ¿Horizontales? Desde luego, es un postura muy cómoda para gobernar Andalucía, y de hecho resume perfectamente el estar y el hacer de la Junta durante tantas décadas, pero no creo que eso sea virtud de Internet. Esa política acostada y camastrona suya, la de vivir de la renta ideológica histórica sin hacer más que lanzar bostezos y aviones de papel desde la tumbona, es bastante más antigua que Twitter y Facebook. El mérito de esos 30 años de horizontalidad es sólo del PSOE . Claro que estos 30 años los ve Griñán de otra manera: “Desde hace 30 años Andalucía ha avanzado mucho: en educación y sanidad pública, en energías renovables, en investigación y en muchos campos”, tuiteaba. Encantador ese “y en muchos campos”, como un niño que dice “un montón”. Hombre, de educación no presumamos, que ahí están las cifras de fracaso escolar, los sopapos del informe PISA y el aire general de montunería y analfabetismo funcional de nuestros chavales. Y lo de las energías renovables e investigación es para morirse. Sí, demos a los parados algunos de esos molinillos de viento para que se abaniquen en la miseria, o células madre para echar al potaje. En lo que seguro que hemos avanzado es en paro, pero eso debe de entrar en lo de “y en muchos campos”. Sin embargo, creo que Griñán no tiene pensado arreglar el desempleo, ni los demás problemas de Andalucía, a juzgar por este tuit: “Si nos movilizamos, el próximo 25 lo único que cambiará será la hora!”. O sea, que todo quedará como ahora. Ése es su objetivo. Y encima, eso ocurrirá si se movilizan. Es como el último esfuerzo del flojo para que todo siga igual. Igual de horizontal.


Comparaciones. Atentos a este otro tuit del PSOE-A citando a Griñán: “Hoy Andalucía por habitante tiene más kilómetros de autovía que Alemania o más kilómetros de alta velocidad que Japón”. Sí, igualitos que Alemania o Japón estamos, ya se nos nota. Bueno, como Japón, quizá cuando el tsunami, nadando en ruinas. Y hablando de comparaciones, esto tuiteaba también el PSOE-A el otro día: “Hoy hace 133 años que nació Einstein. ¿Cuántos niños inteligentísimos habríamos desaprovechado sin becas?”. Desconocíamos que Einstein estudiara con beca de la Junta. Y también que diéramos aquí tantos genios, más bien muchos Andy y Lucas... Nuestro compañero Javier Rubio se preguntaba si el PSOE sabría que Einstein, alemán y judío, “estudió en un gymnasium, ejemplo de segregación escolar donde las haya”. Tiene gracia, el PSOE queriendo hacer de Einstein un mérito de sus políticas.


La bola de cristal. Griñán, que se parece un poco a Panoramix, debe de tener poderes mágicos o adivinatorios. Está seguro de que Arenas implantará el copago sanitario, nuevo mantra contra la furibunda derechona recortadora de derechos y machacadora de viejitos. Arenas, que estuvo por Almería cociendo pan (¿por qué tienen que hacer esas ridiculeces los políticos?), negó que fuera a hacer tal cosa, pero Griñán no dejó por eso de asustar a los pensionistas andaluces. Lo que no sé muy bien es cómo les funciona eso de ver el porvenir a él o a su partido, porque con la crisis y los “brotes verdes” la bola de cristal se les nubló bastante. Pero ayer tuvo otra revelación. Conversando con unas chicas en Salobreña les recomendó que estudiaran...¡portugués! Asómbrense de la vista, la sagacidad y presciencia de nuestro presidente. Todo un adelantado.


Adoctrinamiento. Ni las calles, ni los polideportivos, ni los mercados. El mejor lugar para hacer propaganda socialista es un instituto, y en horario lectivo si puede ser. Eso le pareció a la Delegada de la Junta en Sevilla, Carmen Tovar. “El vergonzoso adoctrinamiento de la delegada de la Junta en Sevilla. Socialismo en estado puro”, tuiteaba Toni Cantó, de UPyD, enlazando a elmundo.es. En otro tuit, el PP andaluz pedía su dimisión. Nada, seguro que fue a ver si encontraba a algún Einstein que becar.


¿Y Chaves? Un tuit para reflexionar, de Fernando del Valle: “Elecciones en Andalucía. ¿Dónde está Manuel Chaves? ¿Sabe que hay campaña?”.

15 de marzo de 2012

Zapping Electoral: El sastrecillo valiente (15/03/2012)


Esperpento. Parecía que los desplantes del PP a Canal Sur iban a dejar unos debates como ceremonias del té o partidas de ajedrez con bostezos, pero no está siendo del todo así. Poner al PSOE y a IU a mirarse como esfinges puede resultar entretenido, como con Griñán y Valderas, o directamente esperpéntico, como con Manuel Recio y Sánchez Gordillo: Un debate sectorial sobre empleo entre el consejero de 1.250.000 parados y alguien que piensa que el paro se soluciona repartiendo azadones y quitándole la peluca a la Duquesa de Alba. ¿Será eso lo que pretende el PP, hacer visible la inanidad de las otras alternativas exponiéndolas a que se destruyan o anulen mutuamente en público? Alguien tuiteaba que aquello era “la corbata contra el pañuelo palestino”. O la propaganda orgánica contra las utopías de las berenjenas. Sin embargo, tuvo sus buenos momentos. Sánchez Gordillo recordó el paro y los vergonzosos índices de pobreza y dijo que el PSOE “prometía ahora lo que no ha hecho en 30 años”. Recio, que hablaba como un telepredicador y en principio pareció debatir con el invisible PP, le preguntó por su parte al de IU si su modelo era Corea del Norte, Cuba, China, o la misma Marinaleda, donde el paro ha aumentado un 60%, según se encargó de recalcar mucho el consejero en Twitter (a su twitter le dedicaremos atención especial otro día porque lo merece). Pero la gran perla fue lo de la “empleabilidad” (?), que por lo visto consiste en “hacerle un traje a medida” a cada parado. Chico trabajo tiene el sastrecillo valiente. Alguna guasa generó lo del traje en las redes sociales. A mí también se me ocurren muchas, pero no caben aquí todas las metáforas hilanderas, zurcidoras y destajistas.


Bancos y patatas. El paseo por Twitter me hace detenerme, primero, en una de las estaciones de penitencia de Sánchez Gordillo en su peregrinación utopista: “Hoy, ante el Banco de Santander, exigiendo la nacionalización de la banca”, tuiteaba. Ya hay que tener moral y paciencia. Espero que no le hicieran aguardar mucho estos banqueros antes de claudicar. Luego, un tweet de Amparo Rubiales me da que pensar: “En Grecia ya reparten patatas para q coma la gente!”, escribía. ¿Lo decía con pesar o con envidia? Porque el desprecio socialista por los 'mercados' o por el control del déficit nos lleva directamente a lo de Grecia, su bancarrota y sus patatas. A lo mejor a Amparo Rubiales le gustan mucho las patatas...


Padres fundadores. Si Montoro citó a Benjamin Franklin con los impuestos, Griñán pareció el otro día otro padre fundador, otro firmante de la Declaración de Independencia. “No hay país que merezca la pena sin igualdad de oportunidades, no hay país que merezca la pena vivir si no son todos iguales desde el nacimiento, y no hay país que merezca la pena vivir si un niño no puede estudiar si tiene capacidad o una persona enferma no encuentra el tratamiento que necesita”. ¿Todo eso nos va a quitar el PP? Pues sí que es malvada la derechona. Supongo que no tiene otro discurso posible, pero ya empieza a resultar ridícula, además de increíble, esa estrategia que se resume en que el PP nos va a quitar todo, hasta a Juan y Medio, y además por pura maldad. No, Griñán no es Benjamin Franklin, aunque a veces el PSOE tenga cara de billete.


Ángel de la guarda. En Málaga, Griñán defendió otra vez su modelo frente a “los recortes, la reforma laboral y la subida de impuestos”. ¿Pero subir impuestos no era antes de izquierdas? Por cierto, otra vez le dio por el dominó, y esta vez jugó él mismo la partidita. Carmen Benavides, en su crónica, se preguntaba si quizá era “una metáfora del 25” el que “su compañero se llamara Ángel de la Guarda”. Yo creo que Griñán ya tiene bastantes ángeles de la guarda por aquí, y nada metafóricos. De todas formas, con la neutralidad de Canal Sur, es difícil interpretar las metáforas, sobre todo las malas.


Fuera del planeta. Arenas se ha atrevido a proponer “un análisis autocrítico del sistema de las Autonomías”. Me parece valiente y sensato, pero cuidado, porque lo van a acusar de antiautonomista, antiandaluz y todo lo que les salga en blanco y negro. Griñán ya lo ha llamado “extraterrestre”. Ya saben que aquí el ser andaluz y el cómo ser andaluz son marca registrada de algunos partidos. Y te pueden echar hasta del planeta.


Socialistas en paro. Otra socialista con hijos en paro, igual que Griñán. En este caso, Rosa Torres, que así lo confesó en la entrevista de Canal Sur. Ya tiene que estar mal la cosa. Cualquier día, se queda en paro hasta Iván Chaves.

14 de marzo de 2012

Zapping Electoral: Golpe de izquierda (14/03/2012)


Dando leña. Griñán y Valderas no se besaron. En el debate con fantasma, el candidato de IU no vino a coquetear, sino a dar leña con esa pinta que tiene a veces Valderas de lateral izquierdo. Enseguida le puso por delante a Griñán el paro y la corrupción y le preguntó si acaso no eran ellos los que llevaban 32 años gobernando. Griñán quizá creyó que iban a hacer los dos de Batman y Robin contra el PP, pero el cara a cara motivó a Valderas, que se creció al no sentirse, por una vez, carabina o florero, y le atacó por la izquierda sacándolo casi del campo. Sentí que no apareciera Arenas (no voy a insistir en eso) y el debate quedó cojo, pero resultó refrescante ver a IU con su discurso más combativo contra el PSOE, aunque Valderas no sea tampoco Anguita. Si Griñán sacaba la tijera del PP, Valderas le recordaba que la Junta también había recortado aunque queriéndolo llamar de otra manera menos afilada y sangrante. El desconcierto de Griñán le hizo ponerse sentimental. Llegó a mencionar que su hijo está en paro y dijo cosas como que la Sanidad andaluza estaba “dando vida a niños”. Ya es lo que le faltaba a la Junta, que fuera la encargada de insuflar el alma a los nuevos andaluces (será “el corazón socialista” de esta tierra del que tanto hablan, ahora metido con jeringa). Para mí, ganó Valderas de calle. Lo que no sé es para qué sirve eso... Aún esperamos el beso de novios tras la rencilla, si el PP se desinfla. No les queda otra. Pero, al menos, IU supo hacerse la castigadora y la desdeñosa.


El mosqueo, trending topic. Los excluidos, PA y UPyD, intentaron montar un debate paralelo en Twitter. #PAlante fue más un sitio para la queja que otra cosa y #UPyDeneldebate llegó a ser trending topic. Martín de la Herrán contraatacaba de vez en cuando, pero el ambiente era sobre todo de mosqueo. Alguien decía que si UPyD “tuviera algún tiempo en televisión ganaría las elecciones” y en su Twitter, Pilar González anunciaba la intención de denunciar a la RTVA por prevaricación. A la vez, se notaba al PSOE dolido o traicionado por la actitud de IU. Desde el PSOE de Almonte se tuiteaba que “Valderas se convierte en marca blanca del PP”. Otros querían ver en la ausencia de Arenas una jugada mefistofélica: “Arenas se fuma un puro mientras la izquierda se pelea en la tele”. Con cierta guasa se comentaba el tweet que citaba a Griñán así: “Vamos a hablar de los ERE, 'me asquea la corrupción' ”. Como soy morboso, ayer por la mañana me pasé otra vez por el Twitter de Leire Pajín, por si mencionaba el duelo: “Hoy es martes y 13... Buenos días!!!”, decía. Es una ausencia política encantadora la de esta mujer. Luego, vi ampliamente retuiteado el dato de que la audiencia del debate había sido del 10% con 358.000 espectadores y que la serie de la Pantoja en Telecinco ganó por goleada. El juego de dardos de Griñán y Valderas no pudo competir con la escenita de la Pantoja montando a Julián Muñoz en una especie de frenesí piloso.


Los invisibles. Ya ha dejado el pañuelo verde, el verde sentimental, el verde que era como un sudario de la Magdalena o la chaqueta de un amante perdido. Vi a Pilar González al inicio de la campaña sin el verde de su viudez o de sus tópicos y pensé que quizá el Partido Andalucista había podido desprenderse ya por fin de las morerías, de la melancolía identitaria, de ese nacionalismo de las montañas que aquí no cuaja. Han tenido historia, batacazos, personalismos, tentaciones raciales y malas decisiones, sobre todo cuando Julián Álvarez, que no me parecía mal político, hizo aquel gazpacho con grupúsculos frikis, califales, protoandalusíes y por ahí. Ahora el PA está en el destierro y lamento no verlo en los resúmenes electorales de Canal Sur, porque siempre he valorado la necesidad de un partido regionalista moderno, serio y práctico, que prestaría al panorama político andaluz equilibrio y el valor de una visión propia, sin encomiendas de jerarquías forasteras. Vi a Pilar González el primer día de campaña en Canal Sur y creo que no la he vuelto a ver más. Levantaba las manos, las manos con las que había que votar, las de su logotipo o las de su alma. Creo que algo ha cambiado. Quizá porque se quitó ese verde bandera, porque su discurso ha ganado pragmatismo y coherencia, porque se ha deshecho, al menos en parte, de lo andaluz como mero disfraz o profecía. Es una pena que en Canal Sur hagan invisible al PA, igual que ocurre con UPyD. Al candidato de UPyD lo veo más bisoño, pero sigue representando esa opción de una tercera España entre la derecha o derechona y las izquierdas escaparatistas o decimonónicas. Son los pequeños, los invisibles. Podrían ser importantes en estas elecciones, pero para encontrarlos hay que buscarlos por lo hondo. En la televisión, la mesa está preparada para los grandes.

13 de marzo de 2012

Zapping Electoral: Neutralidad (13/03/2012)


Medias ideológicas. Del debate, no-debate o medio debate hablaremos con tranquilidad mañana. Ayer me dediqué a medir más o menos científicamente la “neutralidad” de Canal Sur a través de sus tertulias y la cosa fue muy ilustrativa. En la de Tom Martín Benítez, por ejemplo, participaban Amparo Rubiales, Luis García Montero, Rafael Rodríguez y, un poco como tertuliano de las tortas, Manuel Pimentel. A partir de la polémica de Arenas y el debate, comenzaron a hablar de la prensa que titula que los sindicatos “incendian las calles”, a ironizar con las bombas del 11-M puestas por los socialistas, a recordar el tartamudeo de Urdaci con lo de C-C-O-O y en ese plan. Sólo la voz tranquila de Pimentel se empeñaba en recordar que esa andanada de agravios no venía a cuento. Los demás, iban en tromba, especialmente García Montero, que parecía como tocado de la próstata ideológica y desbarró hasta parecer gagá. Así, entre la guerra total y la defensa de la honorabilidad de Canal Sur (“El PSOE no manda en Canal Sur”, afirmó ridículamente Amparo Rubiales), transcurrió la cosa. La tertulia de Canal Sur Televisión también nos sirve muy bien para hacer medias de escoramientos ideológicos. Ahora sólo hay tres contertulios y los temas suelen terminar en opinión unánime o anticipada mayoría (siempre para el mismo lado). Ya casi son el reverso de la de Metropolitan TV y sólo falta que vayan vestidos de boda como allí. El caso es que en Canal Sur un día nos encontramos a Carmen Calvo y a Concha Caballero haciendo piña contra la derechona o, ayer, a Esperanza Sánchez, Juanjo Téllez y Juan Manuel Marqués como amanecidos bajo la misma pancarta. Todo caía hacia el mismo lado. Por cierto, no puedo reprimir poner aquí un frasecita de Téllez que ilustra el pomposo, homérico y curil estilo de esta progresía iluminada y cursi: “Utilizan la reforma laboral como sacrificio humano que inmolar ante las aras de los dioses de los mercados”. Casi prefiero el estilo menopáusico de García Montero. En fin, repasen las cuentas, vean hacia donde se escora todo y sigan reflexionando sobre la neutralidad de Canal Sur.


¿Y el hashtag de Chaves? Ardió Twitter con la renuncia a debatir de Arenas. Le han creado hashtags con todas las combinaciones posibles que uno pueda imaginar, como los nombres de las páginas web porno: desde #arenasnodebate a #arenasgallina, este último con un enlace a un vídeo de La gallina turuleta incluido. Valderas le llamaba en su twitter “el de la margarita” y la margarita dijo finalmente que no. Sigo sin entender la postura de Arenas, aunque, como también recuerda alguien que retuitea Paco Robles, Canal Sur suspendió el debate a cuatro de 1996 porque Chaves no quiso asistir. A lo mejor es demasiado tarde para crear hashtags para la espantada chavesiana. Eran otros tiempos, aunque La gallina turuleta era la misma. Personalmente, creí que Arenas se iba a hacer el interesante pero iba a terminar asistiendo. Creo que ha sido un error. Ni el PA ni UPyD estaban invitados, aunque querían ir, así que UPyD manifestó su intención de debatir en paralelo en su Twitter y el PA no sé si en su hashtag #PAlante, que suena más resignado que esperanzado, dejará al menos alguna ironía. Por cierto, entre tanto tweet sobre el polémico debate, me encuentro con alguien que apunta una dolorosa verdad: Andalucía tiene más parados que Grecia. Eso sí que merece una buena ristra de hashtags.


Dorado retiro. Me ha picado la curiosidad sobre cómo está de implicado el difunto PSOE zapaterista en esta campaña de las andaluzas y me ha dado por visitar el floreado Twitter de Leire Pajín. La ínclita ex ministra pregunta si está bien el libro El bolígrafo de gel verde y se muestra interesada por la película La invención de Hugo. Esto debe de ser el dorado retiro, o la muerte política definitiva. ¿Veremos pronto a Griñán preguntar estas cosas en su Twitter?


Piñatas. Arenas se repite mucho y sus ideas de siempre, con el mismo atril solitario y el mismo fondo pelado, van tomando tono de nana en los resúmenes electorales de Canal Sur. Agradecí que se distanciara del estilo mitinero de Griñán, pero tanta contención puede dormir a la gente. Claro que peor es lo de Griñán, que se repite tanto o más y encima nos marea disfrazándose cada día de algo diferente o metiéndose en alguna verbena, carrera o piñata. Ayer lo vi vestido de hombre de Colón (hay que tener una edad para recordar esto). Creo que se acerca ese momento en el que pienso que la campaña sobra, que ya sé todo lo que van a decirnos y sólo me llama la atención la puesta en escena. O es que tengo un mal día, como García Montero.